Música, mi colega

Chacho, ¿qué hora es?

viernes, 27 de febrero de 2015

La Crítica del Mes (Febrero 2015): Usted no tiene miedo, usted es un imbécil

La humanidad ha experimentado cambios desde su mismísimo nacimiento hace miles de millones de años. Hemos pasado de ser cuadrúpedos a bípedos, de usar las extremidades delanteras como método de desplazamiento a usarlas como medio para elaborar sofisticadas herramientas y de pasar de emitir gruñidos a poseer elaborados idiomas que nos permiten expresar todo tipo de sentimientos e ideas. Quiero decir con ésto que el cambio es inherente a nuestra especie y que es absurdo ver cómo algunos especímenes del Homo Sapiens Sapiens se resisten a ellos por el simple motivo de no ser capaces de ampliar sus miras. Sin más distracción, pues prefiero dejar ése tema tan general para otro tipo de entrada, voy a hablar de uno de los fenómenos derivados de éste hecho más famosos y, a la vez, deplorables: la homofobia.

Si analizamos la palabra, podemos hallarla dividida en dos partes: Primero tenemos "homo-", que viene del término latino homo, hominis y significa hombre; Luego tenemos "-fobia", que viene del griego antiguo φόβος, -ου y significa "miedo". ¿Quiere decir, por tanto, que los homófobos son aquellos que tienen miedo del hombre? No, ésos son los que padecen de antropofobia. Los homófobos son aquellos retrógrados que odian (leen bien, "odian" y no "temen") a los homosexuales en primera instancia y, en extensión, a bisexuales, transexuales y demás personas cuyos gustos sexuales se salgan de lo "normal". ¿Por qué una persona odia a otra sin siquiera conocerla sólo por el hecho de tener unas preferencias diferentes? Hay muchas respuestas para ésta pregunta: ignorancia, desinformación, pésima educación como persona... Pero yo me voy a decantar por la envidia. Simple, nefasta y corrosiva envidia. Piénsenlo, la gente que critica las vidas sexuales de los demás lo hace generalmente porque la suya es tremendamente pobre o directamente no existe. ¿Cómo se sienten, pues, al ver que hay gente que no sólo tienen una vida sexual bastante plena sino que, además, la tiene con gente de su propio sexo? Por no hablar de que muchas veces suelen ser maricas reprimidas las que más ponen el grito en el cielo por éste asunto. Muchas veces se basan en que es "antinatural" o "es pecado". A los primeros: ¿quién carajo les dio la potestad para decir lo que es natural y lo que no? ¿Son ustedes acaso alguna entidad cósmica y yo, pobre mortal barbudo y peludo, no soy siquiera capaz de concebir el poder que ustedes poseen?. A los segundos: si yo ahora dijera que es natural que un hombre pasase volando al lado de mi ventana cargando con una guagua en una mano y un tanque en la otra, ¿me tomarían en serio? Lo digo porque es lo que dicen mis sagradas escrituras, los cómics de Superman... ¿Verdad que no? Pues lo mismo es basarse en la Biblia, el Corán o cualquier otro libro religioso para decir que la homosexualidad es pecado. Además, la mayoría de los que dicen eso no han tocado un puto libro sagrado en su vida, por lo tanto pierden la ya poca credibilidad de su renqueante y falaz argumento.

El título de ésta entrada se debe a una frase que dijo una vez el famoso actor afroamericano Morgan Freeman (o al menos a él se le atribuye) que dice así: "Odio la palabra homofobia. No es una fobia. Usted no tiene medio, usted es un imbécil". En ella se resume, prácticamente, mi opinión al respecto sobre la homofobia. Si es usted uno de éstos individuos, le recomiendo que salga del armario, que se coma una buena polla y deje vivir en paz a los demás con sus gustos y aficiones. Si no, simplemente deje de dar por culo metafóricamente al mundo y empiece a dar por culo físicamente a su mujer. La comunidad LGBT, un servidor, su cónyuge y la humanidad entera le estará agradecido por siempre.

PD: Perdonen que no les traiga una de mis habituales entradas largas, pero no poseo demasiado tiempo y casi es un milagro que no me haya olvidado de ésta crítica antes de que acabara el mes. Aprovecho, además, para dar gracias por haber conseguido que éste blog haya llegado ya a las 50000 visitas. Ya haré algo especial con ello.

sábado, 14 de febrero de 2015

Adiós, Wonder Woman

Ésta entrada no entra dentro de ninguna de las categorías existentes puesto que es una entrada especial. Hoy, 14 de Febrero de 2015, supuesto día de San Valentín, tengo oficialmente un capítulo de mi vida totalmente cerrado. ¿Se acuerdan ustedes de Wonder Woman, una señora que hasta hace un año y medio o así tenía bastante presencia en mi blog? Quizás los más nuevos no lo hagan, pero los veteranos que lleven conmigo desde, al menos, el verano de 2013 lo harán. Fue una novia que tuve y que, a pesar de darme bastantes buenos ratos, nunca me entendió ni aceptó tal como soy. Nuestra relación tuvo problemas precisamente por eso, porque ella no me aceptaba y yo por aquél entonces era más inestable. Si alguno, por un casual de la vida, le pregunta por qué lo dejamos, ella dirá que "discutimos, él se tomó un tiempo. Duró tres semanas y cortamos", pero lo que no dirá es que esa discusión consistió en una sarta de insultos gravísimos a mi persona que una persona que siente amor por otra jamás diría. Se metió con mis amigos, se metió con mi Asperger, se metió con mis padres (llamándoles sin razón alguna "pilinguis", cuando ella tampoco es que esté bonita para hablar del tema) y pretendió arreglar todo al día siguiente llorando y pidiéndome disculpas. No sé ustedes, pero cuando pasa algo así, necesitas un tiempo para estar tranquilo y pensar las cosas... Y ella no hizo eso, sino que se puso a hablarme todos los días hasta que por fin me dejó y me decanté por perdonarla. Por aquél entonces, ella no quería volver y tras hablar, decidimos que habría paz... Que no la hubo, pero eso es otra historia.

Éste es sólo un ejemplo de cómo ella contará las cosas como le da la gana para quedar como la buena de la película (pregúntenle a un par de amigos míos, verán que es cierto). Yo no recomendaría confiar en semejante tipo de personas que, además de mentir, son tan hipócritas de ir a hablar con la otra persona con una sonrisa en la cara y ¡AH! tienen la poca vergüenza de decir "Me gustaría que no me faltaras al respeto, yo siempre he intentado tratarte con cariño, seamos lo que seamos", cuando cortamos precisamente porque ella NO me respetaba. En fin, sigamos con la entrada: anoche, tras mes y medio de sufrimiento, dolores en el pecho y decepciones continuas, he sacado a esa mujer de mi vida para siempre. Le he dejado claro que no intente contactar conmigo, que borre todo número de teléfono, correo o contacto mío que pudiera tener. Por si acaso, le he bloqueado de todos lados, he configurado mis correos para que tiren sus mails a la basura según lleguen y he hecho lo propio con el móvil para que cuelgue sus llamadas de forma automática. En Facebook lo dije ya, pero por si acaso: recomiendo encarecidamente que toda persona cercana a mí que le tenga en alguna cuenta de algún tipo y no tenga contacto con ella le bloquee. No quiero ni que chismee en mi vida como ya ha hecho ni que les líe la papaya a ustedes. Si por algún motivo son colegazos de la vida y tal, no pasa nada, pero mi recomendación sigue ahí. No me gusta dar las cosas por sentado (al contrario que ella y su manía de opinar por mí aún sabiendo que opino lo contrario), pero es posible que esté leyendo ésto. Wonder Woman, sólo te puedo decir... ¡JÓDETE! Mi educación me insta a desearte lo mejor en la vida, pero realmente no quiero saber nada de tí. Seguramente tienes ya algunos otros chicos para amargarlos con tu percepción propia e hipócrita sobre ser un ciudadano modelo. Sigue por ese camino, te irá de puta madre en la vida (nótese el tremendo sarcasmo). Dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar y es algo totalmente cierto. Algún día te darás cuenta de lo que estás haciendo, pero será demasiado tarde.

¿Dices que podrías ponerme verde? Adelante. Sé que tienes fotos de mi pene, quizás alguna conversación rara que o tuvimos alguna vez o que enseñes sólo lo que te interesa o... No sé, cualquier mierda que se te pase por la cabeza. Haz lo que quieras, cuenta a la gente lo que te salga de la salsa de soja. Los que me conozcan sabrán quién soy de verdad, mientras que los que se dejen guiar por tus envenenadas palabras son personas que no merecen que les preste atención. Yo quiero personas en mi vida, no corderitos que le hacen caso a la primera zingüanga que les coma la oreja.

De forma definitiva te saco de mi vida para mejor, cierro un capítulo de mi vida que jamás debí volver a abrir. Tuve fe en que cambiarías y madurarías. No sólo no lo has hecho, sino que me has mostrado que lo que algunas personas pensaban de tí a priori era totalmente cierto. A partir de ahora, tú por tu camino y yo por el mío, para no volver a cruzarnos jamás. ¿Y sabes lo más triste de todo ésto? Que al final te recordaré más por presentarme a un buen amigo y por las cosas físicas que hicimos que por la persona que fuiste, eres y serás siempre.

Adiós, Wonder Woman. Espero no volver a verte ni a oír de tí jamás. No olvidaré que pasaste por mi vida, pero olvidaré completamente que existes.

domingo, 1 de febrero de 2015

The Voice Of Lyrics Nº 34: La vida venció al amor

El atardecer caía sosegadamente sobre aquél apacible barrio. Bajo el áureo manto de rayos solares que lo cubría, un joven caminaba por las calles buscando el consuelo de la soledad y el aire fresco que sólo un paseo vespertino sabía darle. Éstos días, más que nunca, lo necesita al igual que un pez necesita del agua para vivir. Necesita desahogarse, sacar de su cándido y sufrido corazón lo que con la palabra hablada jamás podrá. Y es por ello que necesita salir a la calle, para ver a los niños jugar en el parque y a las ancianas hablar de cómo cocinar croquetas. Para ver a los señores paseando a sus perros con un periódico debajo del brazo. En definitiva, para ver cómo fluye la vida. Vida que a él le falta desde hace mucho, mucho tiempo. Tras ver suficiente, se marchó a su casa tan sosegadamente como salió de la misma.

Pasó la llave por la puerta, la abrió y, dando un pequeño empujoncito, la cerró. Se dirigió a su cuarto, donde estaban su escritorio y su cama. Se sentó frente al primero, sacó una libreta y un discreto bolígrafo azul. Ni corto ni perezoso, empezó a mover el esferográfico encima del papel rayado como si éste le estuviese proporcionando las más sensuales caricias. Tras hora y media de intensa escritura y continua fricción del utensilio sobre la hoja, se podía leer lo siguiente:

Para la princesa de mis sueños:

Decir que te amo es poco. Es más, el verbo "amar" se queda en total vergüenza ante lo que siento por tí. Sin embargo, ¡ah, cruel destino!, es otro quien posee tu corazón. Si hay un dios mirándonos desde los más celestes cielos, ¿por qué es tan cruel como para ponerme delante el envoltorio de semejante bombón,  si ya hay otro que ya se lo ha comido? Entiendo que la vida sea así de cruel y arbitraria, ¿pero era acaso necesario que me hiciera ésta jugarreta precisamente contigo? Tú, la persona más sensible, amable y dulce que jamás he conocido. Tú, la prueba de que aún hay gente como yo, gente por cuyas venas corre el arte, ya sea dibujado, pintado o escrito. ¿Por qué?, le pregunto a todos los dioses habidos y por haber. ¿Por qué?, me pregunto a mí.

Me enamoraron tus rizados cabellos, tus profundos y cautivadores ojos del color del más dulce chocolate, los hoyuelos que se forman en tu cara cuando sonríes... Me enamoró tu madurez, tu total ausencia de prejuicios, tu creatividad a la hora de dibujar y diseñar... Es pensar en tí y perder el aliento. Mi destrozado corazón se regocija en sentimientos que jamás serán correspondidos. Mi desasosegada mente trata de no pensar en tí, pues sabe que éso sólo le traerá mayor malestar. Mi perpetua condena es la de observarte desde la distancia, ocultar mis sentimientos, morderme la lengua. Porque aunque lo intente con todas mis fuerzas, no quiero dejar de mirarte. Y lo peor de todo, no puedo.Además, no soy capaz de confesarte mis sentimientos. Carezco de la valentía y la habilidad necesarias para ello. Maldigo a mi suerte y me maldigo a mí mismo, pues bien sabe Dios que las pocas veces que lo he intentado ha salido de pena. Y he tenido demasiadas pérdidas por el camino, no quisiera perderte a ti también.

A pesar de todo ésto, me alegra que estés ahí. Me alegra que no huyas de mí, que me trates de verdad como un amigo y no como a un compañero más o, peor, a un compañero molesto. Me alegro de tu presencia a pesar de no poder tenerte. Huelga decir que con tu amor sería el hombre más feliz vivo. Envidio a tu novio más que a nadie en este planeta, espero que te esté haciendo muy dichosa.

Con éstas líneas me despido de tí, mi amor platónico. Nos veremos en clase.


Atentamente,

Tu escritor sin musa

Contempló el folio varias veces, lo arrancó de la libreta y lo dobló. Antes de guardar el bolígrafo, escribió en letras grandes en uno de las dobleces PARA LA PRINCESA DE MIS SUEÑOS. Luego, abrió un cajón que estaba lleno de papeles doblados con la misma inscripción y lo arrojó dentro. Pensó, con rabia, cómo era incapaz de destruir todas esas cartas y, peor aún, cómo era incapaz de entregárselas a ella. Miró de nuevo al cajón durante diez tensos segundos y lo cerró. Se echó en la cama y se tapó completamente. Cerró los ojos y se dejó llevar en los brazos de Morfeo. Una vez más, la vida venció al amor.