Música, mi colega

Chacho, ¿qué hora es?

sábado, 27 de septiembre de 2014

The Voice Of Truth Nº 25: Del racismo y su nulo sentido en la humanidad

Vivimos en un planeta muy grande. No el más grande de la galaxia ni del universo. Mierda, ni siquiera es el más grande de nuestro sistema solar, pero para unos seres tan ridículamente microscópicos hablando a escalas cósmicas como somos nosotros, esta bola de barro y agua es enorme. Sin embargo, no se puede decir que seamos el único planeta con vida inteligente por dos motivos: Nuestra especie hasta el momento aquí presente ha demostrado tener más avaricia que inteligencia y, además, hay una gran cantidad de posibilidades de que realmente haya mucha más vida en el universo de la que creemos, peeeeero como acabo de comentar no hemos hecho contacto con ninguna especie inteligente extraterrestre, por lo que sólo nos tenemos a nosotros mismos (los humanos) para comunicarnos.

Tenemos una asombrosa variedad de las mal llamadas generalmente razas (Pues en esencia todos nosotros somos Homo Sapiens aunque tengamos rasgos, colores de piel y complexiones diferentes, es decir, somos una sola raza) y con ellas cada una aporta sus culturas, comidas típicas, rituales, formas de pensar... Todas ellas respetables y tolerables (no siempre nos van a gustar todas, claro está) siempre que se respeten la libertad y los derechos de los demás (ya sean personas pertenecientes de la propia cultura u otras ajenas a la misma) y no se haga un daño gratuito a los animales. Esto me hace plantearme muchas preguntas, entre ellas la que nos sumerge de lleno en esta nueva edición de VOT: ¿Por qué siempre hay gente que se dedica a odiar a otras razas? ¿Por qué tanto odio, tanto rechazo y tanta mierda? ¿Por qué esa pseudo-necesidad de joder a otros por el simple hecho de no ser como uno?

viernes, 26 de septiembre de 2014

Entradillas Forellianas Nº 17: Amor por las barbas

Bueno, creo que huelga bastante decir que poseo un prominente vello facial, no tanto en la zona del labio superior y los cachetes como en la parte baja de mi cara. Vamos, que tengo una pedazo de barba en ciernes. ¿Y por qué? Pues porque me gusta. Porque desde pequeño siempre quise tener, a la vez que un pelo largo, un buen vello facial. Pero claro, mis padres nunca me dejaron crecer el pelo de pequeño, por lo que aproveché ahora de mayor. ¿Es, entonces, que tienes barba por simple rebeldía? No... Al menos no sólo por eso (aunque lo de tener barbote me ha permitido aumentar el carisma enormemente, he de admitir). La verdad es que mi barba representa, para mí, el tiempo que ha pasado desde que renací como Forelli, como pasé de ser un simple niño a ser la persona que soy hoy, con todos los éxitos y fracasos que haya podido tener por el camino (y mi barba también ha sufrido esos cambios, a decir verdad). Para muestra, les dejo un botón:

Foto de mi DNI (en la época Joshy Pig) y otra en Segundo de Bachillerato. Como verán, entre las dos fotos han pasado un año o así y ya se ve la diferencia en las caras... Y la barba.

Y aquí podemos comporbar como mi excelsa y hermosa barba es una tremenda preciosidad en 2014 y en Segundo de carrera, tras varios palos y un tiempo de reflexión considerable.

Además, tener barba mola. Puedes acariciártela en cualquier lado sin que te digan nada, muchos no te reconocen tras haber pasado tiempo sin verte (y con ello puedes evitar tener que hablar con gente que te caiga mal), puedes evitar quemarte el cuello si vas a la playa... En resumen, tener barba es una gozada muy grande y recomiendo encarecidamente dejársela crecer a todo hombre que se encuentre entre los lectores (aunque la sociedad tenga un problema inexplicable con ellas, que les folle un tiburón martillo). Me despido con un nuevo lema: Barba de enanos, barba de sanos.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

The Voice Of Lyrics Nº 27: Diario de un joven adulto

Michael se bajó de la guagua, pasó la tarjeta por el lector para que le validaran el viaje y empezó a caminar hacia su casa. Algo que es, en apariencia y en realidad, parte de su rutina de estudiante universitario.  Sin embargo, por casualidades del azar, recordó que, siendo más pequeño, tenía un diario. No sabe del todo por qué, pero está acostumbrado a que las cosas le vengan a la mente de esa forma: espontáneas, sin explicación lógica alguna. Su mente siempre fue un hervidero de ideas que solo necesitaba un pequeño empujón para sacarlas a flote. Hoy, por un capricho del devenir, pensó que quizás sería bueno volver a coger un boli y una libreta para apuntar que es lo que ha pasado recientemente en su vida y tener una vía por la que expresar las ideas, inquietudes y emociones que le pasan por el coco. Tras afirmar mentalmente que volvería a coger un diario, siguió hacia su casa sin más distracciones.

Tras abrir la puerta de su casa, quitarse la camisa y secarse el sudor, se sentó frente a su mesa, abrió una vieja libreta que por allí tenía guardada y comenzó a escribir:

¡Hey, viejo amigo!

Creo que hace bastante tiempo que no nos vemos. Por no se qué azares de la vida, dejé de escribirte hace bastantes años y hoy me acordé de tí. Espero que no estés molesta conmigo, pues no fue algo malintencionado. Es más, hoy te pondré al corriente de todo lo que te has perdido y te contaré lo que me ronda por la cabeza.

Te haré un pequeño resumen: Creo que la última vez que te escribí era un pingajo de menos de 13 o 14 años y empezaba la ESO. Pues bien, por aquél entonces las cosas empezaban a irme medianamente bien hasta que me enamoré de la que fuera mi mejor amiga. No ahondaré en el tema ahora mismo, pero sólo puedo decir que fueron dos años de continua tortura y sufrimiento por parte de una persona con la que estaba totalmente equivocada y que me sumió en un profundo hoyo de tristeza, depresión y vacío. Gracias a mi madre y unos buenos amigos de verdad pude salir de todo eso y cambiar radicalmente mi personalidad de niño a semiadulto. Tras un tiempo lleno de paz y amistad en el que pude dar a luz infinidad de buenos proyectos, conocí a una chica que vivía bastante lejos. Sin meternos mucho por ahora en éstos páramos, he de decir que salimos y rompimos a los 11 meses. La relación no era para nada sana y me estaba ganando bastantes problemas con algunos amigos. Cabe destacar que, a pesar de que en ciertos momentos lo pasé mal, no fue tan grave gracias a todo lo que aprendí de mi anterior fracaso.

Tras todo ésto (y tras un hecho que me abrió bastante los ojos) llegó un momento en el que me di cuenta de que era necesario seguir adelante con una diabólica sonrisa y sin tenerle miedo a nada. A tanto llega ésto que mi último patinazo amoroso no me haya dolido realmente. De hecho, aunque me costó enterarme porque soy bastante tímido y me llevó un tiempo darme cuenta, no estoy triste. De hecho, estoy contento porque es la experiencia más sana que he tenido en el amor en toda mi vida. ¿De qué se trata? De un clásico que se suele decir mucho que le pasa a las tías con los hombres perfectos pero que nunca había oído que haya pasado al revés. La chica que me gustaba, cuando se dio cuenta ya de ello, me dijo que era lesbiana.

Y bueno, eso no quita para que me parezca una bellísima persona y quiera conocerla más, pero es una experiencia nueva para mí, a la vez que extraña. ¿Por qué? Pues por el hecho de que nunca pensé de que me pasaría algo así, pero bueno... A mí nunca me pasan cosas comunes, eso lo has sabido tú siempre. En realidad, a nadie le pasan cosas comunes, pero hay algunos con una suerte más rara que otros.

En resumen, que sé que aún soy un pingajo y me falta por vivir bastante, pero creo que ya puedo decir que tengo más madurez que muchas de las malas compañías que han pasado por mi vida, y eso ya es bastante. En fin, colega diario, espero volver a hablar contigo pronto y que te hayas gozado éste reencuentro, porque yo lo necesitaba. ¡Nos veremos pronto!

Entonces, cuando ya llevaba dos horas de escritura ininterrumpida (el chico es bastante lento para escribir) y redactó las últimas líneas, cerró la libreta y la dejó encima de su mesa. Se echó en la cama y cerró los ojos. Mañana amanecerá un nuevo día.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Entradillas Forellianas Nº 16: Por qué no creo en los psicólogos

A raíz de una discusión reciente con un amigo mío, he recordado bastantes cosas sobre mi menda. Una de ellas es que manejo muy malamente el estrés y las malas vibraciones (en parte por el Asperger, en parte porque me crié en un ambiente donde esa mierda era y es el pan de cada día), y la otra es que no me fío en absoluto de los psicólogos. ¿Por qué? Por cuestiones a las que he llegado mediante la reflexión. Una de ellas es que muchos psicólogos no te tratan como una persona, sino como un número más al que tienen que meter de vuelta a la sociedad. Otra, relacionada con la primera, es que la sociedad es un desfile de máscaras a cada cual más abyecta y horripilante donde la hipocresía está a la orden del día y te miran mal si no cumples con sus expectativas de salvaje falsedad.

La más grande de todas es que la normalidad realmente no existe. El que no tiene arranques violentos por aguantarse las cosas, se enfada con la gente por su pasado, o habla de los demás a las espaldas, o se dedica a atraer la atención mediante el victimismo más sucio, o muerde bolis, o escucha reggaeton... Todos hacemos cosas por la que la sociedad nos miraría mal si nos viera hacerlas. La verdad, prefiero poder expresarme tranquilamente y a gusto que, como otros dicen, "hacer lo impensable por controlarlo". Es ese tipo de pensamientos los que hacen que la sociedad sea un hervidero inmundo de falsedad, por lo que no pienso callarme por una panda de personas que tienen la represión como doctrina en ésta vida. Cuando el mundo se de cuenta de que las enseñanzas e imposiciones de la sociedad no son más que las reglas execrables y putrefactas de un juego retorcido y despreciable creado por los de arriba, la gente será mucho más feliz. Mientras tanto, yo seré el loco que, desde dentro de mi celda, se asome a la ventana cogiéndose de los barrotes y diga: "Cuanta gente hay encerrada ahí afuera".

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Entradillas Forellianas Nº 15: A little post written in English

You might be question yourselves: "Why the fuck is Forelli writing in English? Did he finally lost his freaking mind?" Well, that's not the case... Yet. I've been talking with a University companion of mine and eventually said: "Why I never wrote a single post in English? That would be funny and it can bring me the opportunity to practise my English with all my followers..." So I decided to do it in a Entradilla Forelliana in a trial mode and, if it is success, maybe I might think about doing more posts in this lenguage (But hey, I'll never abandon Spanish, it's so beautiful and rich to leave it like a cheap whore). I know that it's really probable that I will make a lot of grammatic mistakes, (and if you find one, feel free to tell me about it in the comments box), but if everyone wouldn't do things because of fearing mistakes, the whole world wouldn't progress...

For all those people who are defecating in all my ancestors because they aren't understanding what I'm saying at all, you can use the translator inserted in my blog... But I think you can train your English reading this in its original form, so I don't recommend to use the translator. Anyway, you are free to do whatever you want. I must thank Rebeca for bring undirectly to me this amazing idea. I cheer to everyone in the public to do something like this in their blogs, social networks, notebooks, toilets... And read and see movies and series in English with subtitles (or not if you have enough level). I'll try to read comics in English soon. I'll inform you as soon as possible. Now I leave you with an astonishing song of Megadeth, called "Peace Sells... But Who's Buying?". Enjoy!

lunes, 8 de septiembre de 2014

Forelli en Chicharrolandia, Conclusión (Y entrada Nº 300)

Ya estoy de vuelta, señores. Y ya que la entrada de ayer fue una auténtica mierda (lo reconozco), hoy no les voy a aburrir con lo que he hecho en mi último día en Tenerife (de hecho, hasta yo me aburrí viviéndolo, imagínense si se los cuento). Sin embargo, sí les hablaré de mis impresiones después del mismo y, de paso, aprovechando que es la entrada número 300, hablaré de un par de cosas sobre el blog. Pero bueno, aquí les va mi parecer al respecto de Chicharrolandia tras haber analizado lo que he visto en éstos tres días:

No hace falta ser un puto genio táctico para ver que Tenerife es más grande que Gran Canaria, y hay que tener algo más de visión política para ver que el Gobierno de Canarias siempre ha tenido unas abismales preferencias con ella sobre el resto de las islas. Sin embargo, eso no la hace mejor que Gran Canaria. Y no es porque sea mi isla, ni mucho menos, simplemente se debe a ciertas cuestiones geográficas y personales. Podemos empezar por la orografía: Si bien me sorprendí al ir a Elche y encontrarme con que todo aquello era totalmente llano y no tenía ninguna cuesta, aquí tenemos el caso contrario. Tenerife tiene el terreno muchísimo más irregular que Gran Canaria, y eso a la hora de recorrerla se nota bastante. Puedo decir, incluso, que la propia capital, Santa Cruz, está compuesta totalmente de cuestas como si de Gáldar se tratase. Además, tratándose de la capital, se parece mucho más a una ciudad prominente del sur de Gran Canaria (véase Vecindario) que de una capital asentada. Otra cosa que me dejó perplejo fue la falta de humanidad en las calles. Ojo, no digo que los chicharreros sean desagradables, no (ése dudoso honor sólo lo poseen algunos elementos), sino que no había gente maldita en las calles... ¡Siendo un viernes! Supongo que tendrá una explicación, pero a mí me ha dejado en 33...

Quitando el hecho de que el sur de la isla está más seco que la mojama y presenta el aspecto de algunos de los barrios más alejados de la mano de Dios de municipios como Arinaga, tenemos dos asuntos más entre manos, siendo los dos por chulería y posterior descuido del Gobierno, Cabildo y/o Ayuntamientos pertinentes: El Tranvía y el Parque García Sanabria. El primero es casi inexistente, pasando sólo por ciertos lugares de Santa Cruz y algún que otro aledaño. El segundo está bastante descuidado teniendo en cuenta todo el bombo y el platillo que se le da a este parque en televisión y demás métodos de promoción turística. Supongo que volveré en algún momento y espero, además de comprobar que me estoy equivocando con lo que estoy diciendo, visitar más tiendas de cómics de Tenerife (y oye, que gracias a éste viaje he podido hacer un par de perrerías guapas para el blog), pero por ahora mi opinión de la isla es que es, cuanto menos, decepcionante.

Bueno, eso es, en resumidas cuentas, lo que he podido discernir del viaje. Ahora llega todo lo tocante a las 300 entradas del blog: Primero que nada, darle muchas gracias a todos los seguidores habituales del blog pero, sobre todo, a esa pequeña parte del publico a la que, si bien no se le puede considerar del todo haters, se ponen como Hugh Hefner cuando le quitas una teta de la boca. Tanto sin el apoyo de unos como sin el desprecio de otros no estaría animado a seguir subiendo contenido. En segundo lugar, quiero avisar que es probable que mi ritmo de producción se vea mermado de cara al futuro, pues éste mismo Martes me comienzan las clases y bueno... Es el segundo año y me huelo que va a ser mucho más duro que el primero. No se preocupen, no haré el David, seguiré dando el coñazo por aquí, pero probablemente se reduzca todo a la Crítica del Mes correspondiente y algunas Entradillas. Sin embargo, eso no parará la producción de entradas grandes (Hay un Forelli Opina y un VOT en proyecto), además de que hay que seguir con Jesús y Jesucristo, escribir nuevos relatos para entrenar mi habilidad creativa, darles a conocer más personajes en Frikismo Innato... Y podría faltar más, hay que avanzar con Pandeimos sí o sí.

En definitiva, señores, que para este año el blog seguirá como siempre o mejor a pesar de los posibles cambios de rutina, Radio Forellia recibirá cambios y nuevas secciones y los vídeos... Me siento cómodo estando fuera del mundo Youtube, pero algo caerá siempre (recordemos que quiero enseñar algo de chino y oye, quizás me atreva a hacer VideoBlogs de nuevo).

De nuevo, muchas gracias a los Forelliosos y Anti-Forellis por hacer de éste, mi hijo, un bebé mastodóntico de dos años y tres meses.

Porque nadie puede silenciar ni la voz de la verdad y nadie puede ensordecer a todos aquellos que de verdad deseen escucharla.

sábado, 6 de septiembre de 2014

Forelli en Chicharrolandia, día 2

Pues bien, tras esa armada de día que fue ayer y ponerme a clasificar mi filmoteca privada de madrugada, me despierta mi madre a eso de las 9 de la mañana para realizar la actividad familiar del día. Vaya poca sorpresa les supondrá a ustedes decirles que, tal y como probablemente están pensando, vamos al único lugar de la isla perfecto para que pasen el día dos adultos sumergidos de lleno en los 40, un joven adulto, un enano hiperactivo y un jubilado. Efectivamente, pasé todo el santo dia en Loro Parque rodeado de animales de todo tipo de condición y pelaje, alimentos más caros que un plato de caviar bañado en oro y diamantes y un sol copioso y ardiente que me ha dejado la nuca como la superficie de Marte. Aquí tenemos un par de fotos:

viernes, 5 de septiembre de 2014

Forelli en Chicharrolandia, día 1

Vale, esto va a coger a muchos de los lectores por sorpresa. ¿Qué está haciendo Forelli en la isla de al lado a escasos días de que comiencen las clases en la Universidad? Pues en realidad yo estoy tan sorprendido con ustedes, pues la idea del viaje surgió a principios de ésta misma semana. Mi madre quería ver al Hermano Pedro, un santo de la religión católica nacido en el municipio de Vilaflor (que está a tomar por culo de toda civilización, ya sea humana o extraterrestre) al que, según mi madre, le pedí un hermano con 10 u 11 años. Además de eso, quería pasar con nosotros unas vacaciones, por muy pequeñas que fueran, antes de empezar de nuevo nuestras respectivas rutinas. Pues por ello es que he tenido que aplazar bastantes planes con amigos para otro día y he venido hoy aquí, a Chicharrolandia.

martes, 2 de septiembre de 2014

La Crítica del Mes (Septiembre 2014): Personas con síndrome de sobrealusión

Supongo que todos ustedes ya sabrán más o menos de lo que voy a hablar este mes teniendo en cuenta el título. Para los que no sepan de lo que hablo o, simplemente, no quieran pensar mucho, se los voy a intentar explicar de una forma breve y sencilla. Imaginemos que nosotros ponemos cualquier pollada que se nos ocurra y/o nos pase por alguna red social o blog (todos lo hemos hecho, en mayor o menor medida). Todo risas y fiestas, que si jijiji por aquí, que si bromas por allá... Todo va de buen rollo hasta que una persona (sí, UNA persona de entre todo el mundo) viene a quejársete de que lo que has publicado le ofende y que te va a denunciar cuando ni siquiera se le nombra en ningún sitio, al menos no de forma intencional. Lo más probable es que ésta persona no sólo sea una llorica e insoportable que no tenga nada mejor que hacer con su vida, sino que además se ha ganado el odio popular por éste tipo de acciones y otras muchas más.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Forelli Analiza Nº 5: Ocho apellidos vascos

La sola mención del cine español causan en el público general una reacción de rechazo, desagrado y desgana. ¿Por qué? Generalmente porque suelen ser películas de autor, bastante críticas y con un presupuesto bastante limitado. Ojo, no digo que todo el cine español sea una obra de arte, ni que sea malo. Simplemente está anexionado a un mal concepto que el público general tiene del mismo. Como pueden deducir ustedes mismos, el poco o nulo reconocimiento de éste tipo de películas acarrea el fracaso en taquillas y el rápido olvido por parte del espectador medio. No obstante, este mismo año se estrenó en nuestras salas un filme que ha hecho unas grandes ganacias (para ser cine español) y que ha procurado mucha fama a varios de los intérpretes de la misma. Hablo de Ocho Apellidos Vascos, una "comedia" sin mucha gracia.

Título original: Ocho Apellidos Vascos
Producción: España, 2014
Género:  "Comedia"
Duración: 98 minutos
Dirección: Emilio Martínez-Lázaro
Intérpretes: Clara Lago, Dani Rovira,
Carmen Machi, Karra Elejalde
Amaia (Clara Lago) asiste obligada por sus amigas a una despedida de soltera en Sevilla, donde presencia como Rafa (Dani Rovira) hace chistes despectivos sobre sus paisanos, los vascos. Éste intenta seducirla tras una intensa bronca, pero no lo consigue. A la mañana siguiente, Rafa ve que se ha dejado el bolso y decide, a pesar de los consejos de sus amigos, ir a la casa de Amaia en el ficticio pueblo de Argoitia, en el País Vasco. Debido a ciertos sucesos acaecidos en Sevilla antes de la partida de Rafa, Koldo, el padre de Amaia (Karra Elejalde) va a ver a su hija tras seis años sin saber de su hija con la esperanza de que ésta se va a casar. Tras ésto, Rafa se ve obligado a suplantar a Antxón, exnovio de Amaia, para aparentar normalidad frente a su padre. Ésto hará que la trama se enrede más y más para mantener el secreto...

Señores, yo les voy a ser sincero como lo he sido siempre en éste sitio. Muchos dicen que es un peliculón, que está guapísima, etc. A mí no es que me disgustara especialmente, pero tampoco pienso que sea lo mejor que se ha hecho en el cine español. Además, creo que se habrán fijado que he puesto varias veces el género de la película entre comillas. Pues bien, eso se debe a que, a excepción de algunos elementos que te saca una sonrisa o una pequeña carcajada, la peli podría clasificarse como una obra de teatro de enredos amorosos interpretada por una clase de instituto de 3º de la ESO porque vale, lo intentan con ganas (algunos), pero la cosa no termina de cuajar en ningún momento.

Empecemos con el gran problema de la película bajo mi punto de vista: el humor de tópicos. Ya desde el principio la película juega con las exageraciones tanto de los andaluces (retratados como juerguistas fachas y engominados) como de los vascos (radicales medio hippies indepentistas), cosa que sí, es común en una comedia, pero que luego jugará en contra de los que vean las películas y se piensen lo que no es de una parte y otra, aparte de ser más exagerado de lo normal. Además, por algún extraño motivo y al estar la mayor parte de la película rodada en Euskadi, son los habitantes de dicho país los que se llevan más dardos que los andaluces. ¿Simple coincidencia? Seguramente, pero me sigue dejando mosca por un motivo que especificaré más adelante...

Lo siguiente es la falta de gente en la película. Vale, no hace falta tener un gran plantel de gente para hacer una buena película, pero en toda la película las calles aparecen desiertas, sin más humanos en ellas que los actores que intervienen de una forma u otra en la película. No sé ustedes, pero creo que costara demasiado contratar a un par de extras para que salgan a hacer bulto en la película (que sí, que lo hicieron en la escena de la manifestación, pero incluso así se notaba la ausencia de personas). O si no, hacer que no se note con juegos de cámara y tal, como han hecho otros muchos directores. En cambio, en Ocho Apellidos Vascos tenemos una amplia sucesión de calles desiertas, restaurantes sin vida y manifestaciones mal convocadas.

He de destacar a Carmen Machi y a Karra Elejalde ya que, a pesar de interpretar a unos personajes más bien planos y secundarios, han hecho un buen trabajo. Dani Rovira hace lo que puede en un personaje que no le pega demasiado y Clara Lago... No sé qué decir de ella, no la conozco (como actriz) de antes y su papel es el más vacío de todos, sustentado únicamente por lo sucedido con su exnovio. Bien, es bastante guapa, pero tengo el temor de que es la típica chica que haría más carrera en Brazzers que en el cine habitual, y es una pena. Me alegró en parte ver a algunos actores de Vaya Semanita (programa vasco de humor que viene a ser como nuestro En Clave de Ja para ellos), aunque pasaron sin pena ni gloria.

Para terminar con el resumen, quiero lanzar una pequeña hipótesis: ¿Por qué una película tan mediocre y llena de clichés tiene tanto reconocimiento y éxito por parte del publico, llegando a ser durante varios meses la película más rentable de los últimos años en España? Pues creo que se debe principalmente a la extenuante campaña de publicidad que ha recibido. Tanto antes como después del estreno de la película era muy frecuente ver la cara de Dani Rovira y Clara Lago en televisión e internet aunque no quisieras verlos. En gran parte la responsable es Mediaset, ya que fue productora de la película (Y posible motivo por el que los vascos se llevaron la peor parte de los chistes malos, recordemos que la cadena tiene inclinaciones... derechistas). Otro factor influyente en los grandes ingresos de la película puede ser el de ver a Dani Rovira, comediante ya conocido por unos cuantos antes de hacer la película, en la gran pantalla como parte de su evolución como actor, pero creo que ha sido más manejo de las masas que otra cosa.

En fin, me alegro que el día que me dieron dinero para ir al cine en Abril me fui a ver la segunda del Capitán América antes que ésta, habría sido tirar el dinero. Resumiendo, que es una película para ver en caso de que te aburras bastante y quieras ver algunas caras conocidas. No esperes reírte a carcajadas, no esperes ver una historia currada, no esperes ver un mensaje positivo (es más, al final la chica acaba cediendo a los deseos del facha. ¿Telecinco?). Simplemente son personajes haciendo cosas y no muy bien que digamos. Si buscas un peliculón, ve a verte otra cosa.

Y bueno, vamos a echar un par de fotos por aquí:

Por orden de izquierda a derecha: Carmen Machi, Karra Elejalde, Clara Lago y Dani Rovira

¿No les recuerda a alguien ésta chica?

Quizás así se les venga a la cabeza...

Por Dios, que guapa es. Lástima que no haga porno...



... ¿O sí? Bueno, no en el sentido literal de la palabra, pero si tuvo un par de escenas pornosas en una peli de hace unos años


Fuerte forma más boba de unir a dos personajes... Un poco Deus Ex Machina, a decir verdad

Uuhu chiste de ETA

Carmen Machi en Aída cuando tenía gracia (La serie, ella sigue siendo buena actriz)

En fin, esto es todo lo que tengo que decir (a no ser que no me haya expresado bien o me haya dejado algo en el tintero) sobre ésta película. Espero que les haya gustado esta entrada y...

¡Hasta la próxima!