Música, mi colega

Chacho, ¿qué hora es?

domingo, 27 de abril de 2014

The Voice Of Lyrics Nº 19: Nací bendecido

Este es un dato que seguramente mis conocidos sabrán o, en su defecto, les sonará porque es algo que he dicho más de una vez. Es una cosa que, aunque es algo que influye en mi vida sobremanera, mucha gente no se percata de ello a menos que yo lo diga. Esto es, en efecto, que tengo Síndrome de Asperger.

Muchos desconocen este síndrome, pues no hace más de 20 o 30 años que se tiene constancia de ella a un nivel relativamente mundial. Mucha gente de a pie no lo conoce aún e, incluso, muchos médicos no saben de la existencia del mismo. Algo bastante triste, pues muchas veces los médicos no detectan nuestras peculiaridades o no las ven como señales del síndrome (Dificultad para entablar relaciones sociales, dificultad para entender dobles sentidos, dedicación obsesiva a una actividad aparentemente absurda, movimientos rígidos, reacios a los cambios de rutina y sensación de molestia cuando no se nos entiende, entre otras). Es más, muchas veces se nos suele confundir con autistas (Siendo totalmente dos trastornos completamente diferentes). El asunto no es qué es, ni cómo es, ni de dónde es, sino que es. A pesar de ser muy leve, está ahí. Por azares del destino, por alguna causa desconocida, nací teniendo Asperger.

¿Y saben qué? Que me alegro. Muchos pensarán que tengo que lamentarme de tener una "enfermedad" que no me deja ser "normal" y que me gustaría que la gente me entendiese y todo eso. MIERDA, MIERDA Y NA' MÁS QUE MIERDA. Es más, me siento orgulloso de tenerlo. ¿Por qué? Tengo algunos motivos para alegrarme de lo que la gente cree que es una enfermedad que no me deja entrar en la sociedad. Y uno de ellos es ése mismo, que no soy un miembro más de la sociedad. Voy a mi rollo, estoy fuera de esa bola de mierda que va rodando y agigantándose cada día más hacia el vertedero con sus gorras de visera plana, sus Swags, su reggaeton y su fútbol. ¿Quiere decir esto que, cual salvaje y otaco Brainiacne me creo superior a los demás? Por supuesto que no. Pero creo que puedo ver más allá de todo eso. Por supuesto, hay gente "normal" que también lo hace y no por tener un trastorno del espectro autista. Entonces, ¿por qué creo que me ha ayudado? Pues por el simple hecho de poder haber visto la sociedad desde fuera. Y es por ello que me siento con el deber de ayudarla a mejorar, aunque por ello la gente me atribuya complejo de superhéroe (Cosa nada novedosa, pues de chico era igual). Esa es otra, mi Síndrome me ayuda un poco a que me la sude lo que piense la gente puesto que fui un rarito desde el minuto cero. Incluso soy raro para otros raros, con eso lo digo todo...

Pero bueno, voy a dejarme de rollos. Me siento orgulloso de ser Asperger porque eso me ha hecho ver el mundo de una forma en la que los demás probablemente nunca lo verán... Y por eso tienen ante sus narices éste blog (una de nuestras características es que se nos da mejor expresarnos por escrito que oralmente, y es algo que corroboro al cien por cien). No obstante, seguramente los que lean ésto y estén metidos en este tema más que yo (puesto que yo tampoco soy un versado en el tema, pero sí tengo conocimiento de lo que tengo en cierta medida) puedan llegar a la errónea conclusión de que yo pertenezco al llamado Orgullo Aspie. Que sí, que me enorgullezco de serlo con todas mis virtudes y defectos, pero no entro en ese grupo. En otras palabras: acepto lo que soy con mucha alegría, pero no me creo superior por ello. Para muestra, un botón: hace dos meses (18 de Febrero), fui a una especie de charla conmemorativa por ser el Día Internacional del Asperger, motivo por el que ustedes están leyendo esto ahora mismo (aunque con un tiempo de retraso considerable, debido a estudios y demás mierdas). En ésta, dos madres informaron a los presentes cosas básicas como qué es el Síndrome, quiénes fueron sus descubridores, síntomas, diferencias con el autismo... Y en ésto cayó que se nombró que "mi comunidad" había pasado de poseer un sentimiento de apabullante inferioridad y miedo con respecto a los que son considerados "normales" o "neurotípicos" a formar el ya mencionado Orgullo Aspie, llegando a declarar, por ejemplo, que somos descendientes del Homo neanderthalensis (Hombre de Neandertal para los amigos).

Voy a aprovechar ésta declaración para hacer analogía con los cómics: Imaginemos que los Aspergers somos los mutantes del Universo Marvel. Pues bien, en este mundo, tenemos a los Aspergers que son como Magneto: han sufrido el desdén, la indiferencia y la comprensión de esos "asquerosos humanos" y afirman completamente su superioridad frente a ellos. Luego están los que son como Xavier, buscan la comprensión y la ayuda de los "humanos" para que nuestra "especie" no sea tan vilipendiada y desconocida. Pues bien, yo estaría en la clase de los que no van ni con los X-Men ni con la Hermandad de Mutantes Diabólicos. Es más, si tuviera que situarme en algún grupo haciendo alguna referencia al Universo Marvel, me aventuraría a decir que yo sería de Investigaciones X-Factor, es decir, independiente de los dos grupos, siguiendo mis propias ideas y manteniendo relaciones con aquellos que lo merezcan, además de luchar por mi cuenta por los objetivos que yo creo convenientes.

Además, quiero comentar la curiosidad de que a muchos genios contemporáneos se les ha diagnosticado (o se rumorea que tienen) SA, tanto del lado de la ciencia (Isaac Newton, Altbert Einstein, Nikola Tesla...) como del lado más artístico (Steven Spielberg, Tim Burton, Syd Barrett...). Incluso, hay muchos personajes de la ficción que coinciden bastante bien con el diagnóstico característico del SA: Sheldon Cooper en The Big Bang Theory, el Doctor House, Sherlock Holmes, Grissom de CSI: Las Vegas, Mr. Bean... Y me extraña no haber encontrado ningún personaje de cómic americano que lo tenga. Ya solucionaré eso cuando escriba para una de las grandes...

Pues no me enrollo más, señores. Espero que esta larga lectura les haya despertado curiosidad sobre el Síndrome de Asperger (o haberles descubierto algo nuevo, para variar), les ayude a entender el porqué soy como soy y que no me trago esa mierda de "integrarme en la sociedad" que venden los psicólogos y terapeutas de ahora, no tengo por qué ser como los demás para vivir con ellos. Al igual que ellos no querrían ser igual que yo, yo no quiero ser igual a todos ellos. ¿Por qué? Porque soy mutante Asperger, y nadie me quitará eso. Yo grito a los cuatro vientos: ¡SOY ASPERGER Y ME ENCANTA, ASÍ QUE LÁMEME LOS PUTOS HUEVOS DE ARRIBA ABAJO SI NO TE GUSTA!  Es mi bendición, con ella nací y con ella moriré. Así de claro.

sábado, 26 de abril de 2014

Programa especial (4, 11 y 18 de Abril de 2014)

Temas: Muchos correos, Esperanza a la fuga y malas jugadas editoriales




Programa extralargo debido a que me he empotrado durante tres semanas. De todas maneras, los estudios no me dejan mucho margen, por lo que me asombra poder haber publicado este programa ya. ¡Espero que lo disfruten!

Correo: RadioForellia@gmail.com
Twitter: https://twitter.com/MarcosJaguar96

sábado, 5 de abril de 2014

Programa del 30/03/14

Tema de la semana: ¿Qué pasa con Superman a día de hoy?


Cómics nombrados (y recomendados) en el podcast: 

-All-Star Superman 
-Kingdom Come
-Superman Hijo Rojo
-Superman y la Legión de Superhéroes (Action Comics #858-864) 
-Superman Secret Origin 
-Superman - Brainiac (Action Comics #866-870) 
-La muerte de Superman 
-El legado de los Superhombres
-The Dark Knight Returns (no recuerdo el nombre en español)

Correo: RadioForellia@gmail.com

Twitter: https://twitter.com/MarcosJaguar96

La Crítica del Mes (Abril 2014): Cómo conocí a una de las series más malinfluyentes de la historia


Bueno, imagino que por el título ya habrán imaginado de qué sitcom estoy hablando (y muchos están, por eso mismo, deseando mi muerte de forma lenta y dolorosa por un cáncer de testículos y cerebral a la vez). Es más, desde hace un tiempo he querido hablar de éste tema, pero es ahora debido a dos factores importantes que les traigo esta entrada hoy. El tema es: Odio Como Conocí A Vuestra Madre. Bueno, para ser más exactos, no odio la serie en sí (hace unos años, incluso me encantaba, lo típico de cuando eres un niño que se deja llevar por modas), más bien odio a algunos personajes y cómo los han cogido muchas personas (sobre todo hombres de 18 a 25 años) como modelo a imitar para sus vidas, además de algunas situaciones que en la mentalidad de esta serie se considera algo malo cuando en realidad no es así.