Música, mi colega

Chacho, ¿qué hora es?

sábado, 30 de noviembre de 2013

Forelli Analiza Nº 3: Breaking Bad

Muchos son los que seguramente recuerden que en anterior número de ésta sección (donde analicé la película American History X) dije que no paraba mucho a ver series y películas a menudo por el simple motivo de que soy un culo inquieto y siempre estoy de aquí para allá. No obstante, y tras muchas recomendaciones que me hizo la gente, decidí darle una oportunidad a ese gran desconocido para mí que era Breaking Bad. En ningún momento pensé que fuese mala, pero el argumento en un primer momento me sonó a algo barato y rebuscado. Como con otras muchas cosas en esta vida, qué equivocado estaba.

Como bien dije, me bajé el primer capítulo de Series.ly (en inglés subtitulado, por supuesto) y vi que la cosa no era como me lo habían vendido. Pero he ahí el meollo de la cuestión, era el PRIMER capítulo de la PRIMERA temporada, por lo que es normal que las cosas vayan tan despacito. A pesar de todo, me gustó y decidí seguir viendo capítulos. Cuando me quise dar cuenta, me había terminado la primera temporada (fueron sólo 7 capítulos, debido a aquello de la huelga de guionistas que tuvo lugar en 2008) e, impacientemente, empecé a descargarme capítulos de la segunda temporada. A partir de ahí mi amor por la serie empezó a crecer más y más por cada capítulo que veía. Pero antes de seguir hablando, voy a hacerles una pequeña sinopsis:

Título original: Breaking Bad
Producción: USA, 2008-2013
Género: Drama, Thriller psicológico
Creador: Vince Gilligan
Duración: 50 minutos/Capítulo
Intérpretes: Bryan Cranston, Aaron
Paul, Anna Gunn, Dean Norris
Walter White es un profesor de química en la ciudad de Albuquerque, en el estado de Nuevo México, donde vive junto a su familia, compuesta por Skyler, esposa que está embarazada de una niña y Walter Junior, que sufre de parálisis cerebral. Un día (Para más inri, el día siguiente de su 50 cumpleaños), Walter empieza a toser fuertemente hasta el punto de escupir sangre y desmayarse en el momento más inoportuno. Tras ser recogido por los servicios de emergencia, le desvelan que posee un cáncer de pulmón incurable. Tras ver en la televisión a su cuñado Hank Schrader incautando unas enormes cantidades de dinero venidas de la producción y la venta de metanfetamina, decide moverse y contactar con un antiguo alumno suyo, Jesse Pinkman, para empezar a vender dicha droga en pos de dejar a su familia la vida resuelta tras su muerte. Aunque para ello tendrá que ocultar su verdadera identidad y empezar a darse a conocer como Heisenberg...

Como he recalcado antes, esta no es una serie normal y corriente. No es una serie que haga cualquier pusilánime y se haya vendido hasta la saciedad para convertirlo en un éxito comercial. Señoras y señores, ésta es LA serie. Si se diera el imposible e hipotético caso en el que sólo pudieras ver una serie en tu vida, debería ser ésta. ¿Por qué? Simple: Muchas de las series que se emiten a día de hoy empiezan bien pero terminan perdiendo mucho fuelle debido a lo extensas que se vuelven, además de los problemas internos que en ésta puedan surgir (Un claro caso es Dos Hombres Y Medio, que tras matar al personaje de Charlie Sheen, Chuck Lorre [Productor de la serie] decidió seguir la serie por puro orgullo y ahora es una mierda infumable). Sin embargo, Breaking Bad lleva desde el principio un ritmo in crescendo en el que cada temporada es aún más cruda y drámática que la anterior, y con ésto también evolucionan los personajes. A su vez, hay que destacar que nunca se señala ni se remarca quién es el bueno ni quién es el malo, puesto que la extensa mayoría de los personajes son moralmente ambiguos, dejando así al juicio del espectador quién se merece sus simpatías y quién su desprecio.

A lo largo de esta serie descubrimos verdaderos actorazos a los que anteriormente no se le habían dado oportunidades o habían aparecido en papeles de poca monta. Un claro ejemplo es el protagonista, Bryan Cranston, al que seguramente todo el mundo recuerde como Hal Wilkerson, padre de Malcolm en la serie Malcolm in the Middle. ¿Quién se iba a imaginar que un actor cuyo mayor logro en su carrera fue hacer de un padre de familia calzonazos en una serie de adolescentes iba a interpretar, pocos años después, a uno de los protagonistas más carismáticos ya no de las series, sino de todo el mundo de la ficción en sí? Lo mismo con Aaron Paul, quien interpretó a Jesse Pinkman. Un tío que salió como secundario en Misión Imposible III y que salió a participar, seis años antes, a El Precio Justo con pinta de empollón es ahora un actorazo en alza. Y así podemos seguir con Anna Gunn (Skyler), Dean Norris (Hank Schrader), RJ Mitte (Walter Junior)... También cabe destacar el personaje de Saul Goodman, abogado interpretado por el actor, guionista y humorista Bob Odenkirk, quien aportó de la segunda temporada en adelante un toque de humor entre tanto melodrama.

Por último, dos puntos que puedo dejar en constancia sin hacer spoilers:
  1.  Esta serie es una de las tantas pruebas de que una serie no tiene que ser rodada en una famosa metrópoli para ser un éxito y/o ser atractiva (Las series y las películas abusan mucho de Nueva York y California, teniendo muchos más sitios atractivos dentro del propio país que es Estados Unidos, por no hablar de otros sitios fuera del mismo o circundantes).
  2. No es necesario un elenco poblado de actores superfamosos, ni un exceso constante de acción y efectos especiales ni tener que estar metiendo Funny Moments (Momentos graciosos) a cada rato para hacer una buena producción. A ver si aprendemos, Marvel...
La serie fue nominada a un total de 42 premios durante toda su carrera, de los cuales sólo ganó 10. Lo que me indigna, pues creo que Modern Family se ha llevado mucho más que esta serie que sí los merece de verdad...

En fin, pasemos a ver unas cuantas fotitos después del salto:

domingo, 24 de noviembre de 2013

Programa del 24/11/13



Recuerden, todos los programas están en su respectiva pestaña y en orden, para que los escuchen siempre que quieran. Y además, pueden descargarlos y oírlos donde les dé la gana :D

domingo, 17 de noviembre de 2013

Programa del 17/11/13



Recuerden, todos los programas están en su respectiva pestaña y en orden, para que los escuchen siempre que quieran. Y además, pueden descargarlos y oírlos donde les dé la gana :D

jueves, 14 de noviembre de 2013

La Crítica del Mes (Noviembre 2013): Multijugador online o cómo el gamer medio se ha vuelto imbécil

Bien es sabido que si bien no soy un gamer como tal, disfruto bastante de los videojuegos. No soy un experto en la materia, pero si tengo algunos conocimientos básicos más allá de lo que la cultura popular nos ha dejado (llámese Mario, Sonic y demás sagas prolíferas y mundialmente famosas del mundillo). Hace un tiempo Pablo Oropez, una gran persona que conocí en el Arboletum, me metió en el mundillo del famoso y aclamado MOBA (Multiplayer Online Battle Arena, lo que viene a traducirse como "Arena de Batalla Multijugador En Línea") de Riot Games League of Legends. Normalmente jugaba siempre con él y quizás algún otro amigo más, por lo que nos hacíamos nuestros propios grupos y trabajábamos como una máquina bien engrasada. La cosa es que hace poco me dio por jugar sólo a éste juego y me emparejaron con extranjeros (Los hispanoparlantes son una minoría en ese juego, es muy difícil encontrarse con uno). La cosa es que no se me da bien jugar a este juego tan bien como otras personas al ser un novato y... Eso es lo que los jugadores, haciendo gala de un intelecto inversamente proporcional a la frentre de una empotrAda, no son capaces de entender.

Esta gente no hace más que criticar, insultar y amenazar a la gente de su propio equipo que, a su juicio, no lo está haciendo correctamente porque no quiere o porque se creen superiores a ellos. Por ejemplo, dicen cosas como Noob (En el argot de los videojuegos online, una palabra para denominar a los novatos de forma ofensiva, a esos que no quieren aprender), Feeder (Palabra usada en juegos como estos, una persona que muere muchas veces a manos del enemigo y por ello le proporciona dinero y experiencia para fortalecerse), etc. Y si, como isleños que somos, tenemos un internet de mierda y se nos va en medio de la partida, te acusan de ser un Leaver Buster (Persona que se marcha de la partida sin haberla acabado, dejando a su equipo en inferioridad numérica). Y eso por no hablar del trato que te dan, de las amenazas vacuas de "Te voy a reportar" y del maltrato hacia la persona que todo lo anterior dicho supone en su conjunto.

Sé que eso no se limita sólo al League of Legends y que no es un fenómeno actual, ya que seguramente sea tan viejo como la posibilidad de jugar en internet a cualquier cosa. Se me viene a la cabeza los Caloduti, saga de Shooters mierdosos que no innovan nada desde hace tiempo y que es conocido de sobra por sus modos multijugador. En este caso la cosa es peor, puesto que tenemos tres clases de molestias: Los imbéciles que te gritan todo el rato por "hacerlo mal", los cabrones que meten trucos para conseguir bajas si tino maldito y los Campers (personas que se quedan en una esquina paradas durante todo el juego para así no ser asesinados y conseguir muertes a porrillo).

Resumiendo: ¿Dónde quedaron las ganas de jugar y pasárselo bien? ¿Qué necesidad hay de coger un videojuego, medio para entretener y, en muchos casos, aprender, para buscar pelea, hacer trampas o acosar a otra persona que no debe culpa de nada? ¿Por qué tanta incomprensión y tantos aires de superioridad por el único motivo de llevar X tiempo jugando más que otra persona? ¿No es más fácil tener un buen rato siendo amable y comprensivo con aquellos que no tienen tus dotes e, incluso, enseñándoles para ser mejores?

Les dejo el tema en el aire para que debatan. Mi opinión es que la gente aprovecha la máscara y el anonimato que les proporciona Internet para descargar sus complejos de inferioridad sobre otras personas. 

Muchas gracias por estar ahí y el próximo mes llegará la última Crítica del año. En enero haré la Crítica de 2013. 

¡Nos vemos!

sábado, 9 de noviembre de 2013

The Voice Of Truth Special Nº 3: Mi amplia colección de cómics (a día de 09/11/13)

Quien haya entrado alguna vez a este blog y se haya sumergido lo suficiente entre sus más de 200 entradas a lo largo de este año y medio de existencia del blog, sabe que soy un gran aficionado al cómic americano (Carlos mode ON: ¡ESTADOUNIDENSE!). Ya hacía un tiempo me molaba, desde mi más tierna infancia. Fue hace unos dos años, cuando Carrefour empezó a vender cómics de Green Lantern (ya saben, cuando se estrenó aquel bodrio al que llamaron "película") me pillé un cómic suyo de tapa dura. Me moló y empecé a meterme en este mundo. A día de hoy, tengo una colección que no es que sea muy grande, pero sí es cierto que me enorgullezco de ella. Hoy me gustaría mostrársela a ustedes y hablarles de lo especial que es para mí.

Mi colección de tomos (no es demasiado grande, he de admitir, pero muchos de los que ahí tengo han sido una gran satisfacción para mí)

Mis grapas (he aquí al gran protagonista de mi habitación). La caja se me está quedando pequeña, por lo que muy pronto buscaré otra.

Advierto de que a partir de aquí va a haber un aluvión de fotos al desglosar completamente mi colección serie por serie (cada sobre equivale a un arco argumental, por lo que cada uno puede tener un sólo cómic o incluso 6 o 7), por lo que voy a meter un salto de página.


Programa del 09/11/2013

Recuerden, todos los programas están en su respectiva pestaña y en orden, para que los escuchen siempre que quieran. Y además, pueden descargarlos y oírlos donde les dé la gana :D

viernes, 8 de noviembre de 2013

Momentos Bizarros de mi Vida #7: Mi primera exposición en inglés y Moebius capitalista

Lunes 4 de diciembre de 2013. Dia en el que a mí, junto con otros 6 compañeros de mi clase (entre ellos don Néstor) nos tocaba exponer nuestro trabajo sobre Liverpool y el noroeste de Inglaterra en general. Trabajo que yo, al menos (pues no sé con certeza si casi todos lo hicieron así) me preparé entre el viernes anterior y la mañana de ese mismo lunes. Daba la casualidad de que mi madre y su pareja tenían que bajar a Las Palmas por unos asuntos, así que aproveché para que me dejaran en la Biblioteca del Estado para ver el video nuevo de Dross y terminar los pocos cabos sueltos que había que atar en mi parte del trabajo (Gastronomía del Noroeste de Inglaterra, porque de Liverpool precisamente no encontré una mierda).

Hasta aquí todo normal, incluso mi pensamiento de que el trabajo iba a salir fatal al haberlo preparado todos medio a la carrera y en el último día. Me llegó un WhatsApp de una de las compañeras del grupo diciendo que supuestamente habíamos quedado para repasar un poco todo antes de comenzar el trabajo y fui lo mas deprisa que pude, después de comer algo. A primera hora tenía Inglés, pero debido a que se estaba impartiendo una charla (algo de errores comunes de los ingleses hispanoparlantes, no lo recuerdo bien), los que íbamos a exponer decidimos quedarnos y poner a punto el orden y los contenidos de nuestra "ponencia" sobre Liverpool.

Tras pasar las siguientes dos horas de Chino, llegó el gran momento. En el ensayo me había sentido algo inseguro al no poder recordar mi "texto" y tener que mirar mi libreta constantemente para ver qué tenía que decir. Creía que a la hora de la verdad me iba a pasar lo mismo, que iba a ser un fracaso... Pero cual fue mi sorpresa cuando me tocó salir (salí a hablar el tercero) y volví a comprobar una de las cosas que mi profesora de teatro (Mari Carmen Sánchez, a quien recuerdo con mucho cariño) decía: Es normal tener nervios, pero la magia del teatro (en este caso no es el teatro, pero parecido) hace que todo termine saliendo cojonudo. Todos expusimos genialmente, y la gente se lo pasó bien, sobre todo en las partes de Néstor y en la mía propia.

El grupo en cuestión (Néstor es el que está posando espalda con espalda conmigo). Si alguien ve esto y tiene problema en salir, notifíquenmelo que los censuro enseguida

Tras acabar la clase y para celebrar lo bien que nos había ido, Néstor y yo dijimos de ir a Moebius, puesto que él quería comprarse un par de tomos de La guerra de a ver quien la tiene más grande (Más conocido como Dragon Ball), un tomo de Thunderbolts de Marvel NOW! y lo que pudiese conseguir. Yo le dije de mirar en otras tiendas (Como Urban Comics o Área 51, puesto que creo que ya saben de mi amor-odio por Moebius), pero al ser la única que vendía Chachoyolatengomasgrandequetú Ball, fuimos allí.

De camino y hablando de frikadas nuestras (no tiene opiniones muy parecidas a las mías en cuanto a cómics se refiere, pero se nota que tiene nivel y sabe de lo que habla, mucho más que el 75 por ciento de fanboys de Batman que hay últimamente suelto por ahí), llegamos a la tienda. Yo, como tenía 5 euros de sobra, me pillé dos cómics de grapa. Néstor tardó algo más, pero finalmente se pillo dos tomos de DragónBál, el ya nombrado tomo de Thunderbolts y uno de los Guardianes de la Galaxia (Serie de Marvel que se ha hecho famosa ahora por su próxima adaptación cinematográfica). La cosa es que, al irnos, como yo tenía menos cosas que pagar, Néstor me cedió el turno. Adivinen mi asombro interno y lo estupefacto que me quedé cuando el viejillo de la tienda dice una cosa como ésta:

"No, él primero. Me gusta cobrarle primero a los que me van a pagar más y, luego, a los que menos"

No sabía como quedarme. En ese momento me lo imaginé con un frac, un sombrero de copa y un bigote blanco, montado en un coche de plata con un taco de billetes en la mano y meando encima de los pobres. ¡Joder, más capitalista y nace con un puto logo de Apple en la frente! O sea, ya no es que me parezca mal que le cobre a Néstor primero cuando él me había cedido la vez (que también me lo parece en cierto modo), sino hacerlo diciendo esa perlita propia del mismísimo George Bush. Posiblemente fuera una broma del hombre, para caer simpático, pero no es la primera vez que me hacen ese tipo de cosas. Además, que son los que año tras año en los salones del manga han ido pisoteando a las demás tiendas, quedándose prácticamente sola o, como mucho, dejando malherida al  Desván. En fin, he de aprender que pueden pasarme estas cosas cuando voy allí. No sé de qué me quejo... Ya hablaré de esto en algún vídeo o entrada...

Los números que compré yo: Lobezno y los X-Men (me niego rotundamente a decir "Patrulla") #7 y Los Vengadores Vol. 4 #9 (Claro, por esto sigo yendo ahí de cuando en cuando, por el stock de grapas "viejas")

En fin, muchas gracias por acompañarme en este viajecito a un suceso extraño de mi vida. Mañana habrá radio y espero traerles una entrada especial. ¡Nos vemos!




miércoles, 6 de noviembre de 2013

Corrección de error en Frikismo Innato Nº 13

Hace poco, en la entrada que contaba cómo me fue mi primer mes en la universidad, nombré que he encontrado a un compañero aficionado a los cómics (Marvel en su mayoría, pero aficionado al fin y al cabo). Pues bien, este hombre fue capaz de encontrar una errata en el Frikismo Innato que hace un tiempo le dediqué a Lobezno y que me parece algo insólito que no haya sido percatado por nadie más: En el apartado de parientes conocidos se me olvidó quitar los datos del anterior analizado (Cíclope), por lo que aparecía como su familia personas tales como Alex Summers (Kaos, hermano) o Nathan Summers (Cable, hijo venido del futuro). Teniendo en cuenta el dato de que el nombre real de Lobezno es James Howlett, no sé como nadie se dio cuenta de que por ejemplo en ese apartado no estuviera representado Daken, verdadero hijo de éste.

Huelga decir que el error está ya reparado y, por tanto, pueden ver la verdadera familia de Logan en su respectivo FI. Muchas gracias, Néstor, por darte cuenta y notificármelo lo antes posible.